Calidad de Ambiente Interior: reforzamos nuestros conocimientos para mejorar nuestros servicios

Con la obtención de 2 nuevos carnets de TSCAI (Técnico superior en Calidad de Ambiente Interior)

El personal de CAI (Calidad de Ambiente Interior) de Clymagrup refuerza sus conocimientos con la obtención de 2 nuevos carnets de TSCAI (técnico superior en Calidad de Ambiente Interior).

Calidad de Ambiente InteriorEn estos días, técnicos de Clymagrup del departamento de CAI (Calidad de Ambiente Interior), han obtenido el carnet de TSCAI (Técnico Superior en Calidad de Ambiente Interior), impartido por AVECAI (Asociación Vasca de Empresas de Calidad de Ambiente Interior) con el cual podrán acreditar sus conocimientos en higienización de instalaciones de climatización, así como de Estudios Ambientales.

Con estas acciones Clymagrup dispone de un equipo especializado en la Calidad de Ambiente Interior y apuesta por la formación continua también en este campo, cuyo objetivo es ofrecer soluciones de higiene en espacios interiores, dando respuesta así a la necesidad de un aire limpio e higiénico, proporcionando de esta manera una mayor calidad de vida a los usuarios en sectores como el alimentario, sanidad, industria, comercial, institucional, vivienda, etc.

El 95% de los españoles respiró aire contaminado el año pasado

El 95% de los españoles respiraron aire contaminado en España según los baremos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) durante 2014 y 27.000 murieron por enfermedades derivadas de esta circunstancia, según el informe anual sobre la calidad del aire presentado por Ecologistas en Acción. Este estudio analiza los datos recogidos en 700 estaciones oficiales de medición instaladas en toda España, gracias a los cuales estima que 44,7 millones de personas respiraron aire en malas condiciones infringiendo los límites que marca la normativa europea. Unos 474.000 kilómetros cuadrados, el 94% del territorio nacional, se vieron afectados por la polución atmosférica.

La superficie vegetal expuesta a niveles de contaminación dañinos alcanza 263.000 kilómetros cuadrados: más de la mitad del territorio soporta una degradación atmosférica que incumple los estándares legales vigentes en 2015 para proteger los cultivos agrícolas y los ecosistemas naturales.

El informe incide además en que los contaminantes a los que más están expuestos los habitantes de las urbes son el dióxido de nitrógeno, el ozono troposférico, y el dióxido de azufre, este último procedente de la contaminación producida por las refinerías.

Madrid, Barcelona, Valencia y Murcia son las ciudades que más superan habitualmente los límites recomendados por la OMS, además de sobrepasar la normativa europea sobre medio ambiente. Bruselas ha abierto un expediente sancionador a España al superar las emisiones permitidas de dióxido de nitrógeno entre 2010 y 2015. Además, los costes sanitarios derivados de la contaminación atmosférica representan entre el 2,8% y el 4,6% del PIB español, unos 46.000 millones de euros, según un reciente estudio de la OMS citado por el informe de los ecologistas.

Medición de la Calidad de Ambiente InteriorNo menos importante es la contaminación del aire interior de los edificios donde pasamos la mayor parte de nuestro tiempo, oficinas, centros comerciales, etc., aunque en este caso es mas fácil de corregir si se toman las debidas precauciones.

Control de la calidad del aire interior, higienización de sistemas de climatización, programas de mantenimiento higiénico sanitario de todos los elementos de climatización, son algunas de las recomendaciones para evitar problemas que afecten a la salud de las personas que ocupan el interior de los edificios.

Las autoridades sanitarias también hacen hincapié en la necesidad de mantener los conductos de aire acondicionado en las debidas condiciones de limpieza e higiene.

CLYMAGRUP, DPTO. ASESOR DE CAI (Calidad de Aire Interior) clyma@clyma.com

Para más información:

Dejar un Comentario

*

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.