¿Cómo limpiar una casa con mascotas?

Cómo limpiar una casa con mascotas

Cómo limpiar una casa con mascotas: un reto diario

Convivir con mascotas supone una gran satisfacción para muchas personas, pero limpiar una casa con mascotas… no tanto. Los animales de compañía como perros o gatos nos proporcionan muchos momentos de felicidad, no cabe duda, pero también implican responsabilidades.

Una de las más evidentes, y también probablemente la más laboriosa, es mantener limpios los espacios que compartimos con ellos. Un auténtico reto para muchas personas, sobre todo si hay más de un animal en casa, junto con personas adultas y niños.

Incluso sin animales, el mantenimiento de la limpieza en casa puede llegar a ser una tarea bastante complicada. La suciedad crece a diario, por desgracia, pero nuestras rutinas –trabajo, ocio, vida social- no siempre nos permiten ocuparnos de ella como es debido. Todo esto se resume en una frase que prácticamente todos hemos escuchado, o incluso dicho, en algún momento: para el poco tiempo libre que tengo, ¡no voy a ponerme a limpiar!

Es comprensible, por supuesto, y resolver problemas como ese es precisamente el trabajo de empresas de limpieza como Clyma.

No obstante, limpiar una casa con mascotas suele implicar un volumen de suciedad mucho mayor del habitual, como ya decimos, lo que hace casi inevitable que debamos dedicar algo de tiempo a eliminarla. Pero no es nada sencillo: malos olores, residuos de la calle, manchas de agua y comida, muchos pelos… las mascotas conllevan problemas de limpieza que en muchas ocasiones no sabemos cómo resolver con rapidez.

Por eso, en este artículo queremos echarte una mano con unos cuantos trucos para que la limpieza de una casa con mascotas no enturbie todos los buenos ratos que pasas con tus amigos peludos.

 

Trucos para limpiar una casa con mascotas

¿Cómo limpiar una casa con mascotas? Con paciencia, un poco de dedicación diaria y, por supuesto, estos útiles consejos:

 

1. Lava al animal con regularidad

Esto se aplica sobre todo a los perros y, aunque parece evidente, no siempre se hace. Es cierto que no es recomendable lavar a los perros con excesiva frecuencia, pero debería hacerse por lo menos una vez al mes. Un truco muy útil, por cierto, es añadir un poco de vinagre de manzana al champú del perro.

Para reducir el problema de los pelos en casa, deberemos cepillarlo al menos una vez a la semana. El mal olor del aliento puede combatirse lavándole los dientes o dándole golosinas especiales.

 

2. Invierte en una buena aspiradora

Sin duda, será tu mejor aliada para limpiar una casa con mascotas. Debe contar con filtros especiales y ser potente, para aspirar incluso los pelos y el polvo adheridos en suelos, alfombras, sofás y muebles. No olvides que todos los animales desprenden pelo, incluso los que lo tienen corto, y los residuos que contiene (ácaros, saliva, piel muerta, etc.) pueden causar alergias y problemas respiratorios.

 

Cómo limpiar una casa con mascotas

 

3. Compra rodillos quitapelos y utensilios similares

Los rodillos hechos de un material pegajoso en el que los pelos se quedan atrapados serán tu segundo mejor aliado, después de la aspiradora. En realidad, hay una amplia gama de utensilios que realizan esa función: rodillos, sí, pero también escobas, mopas especiales, cepillos, guantes… pequeños repasos diarios con estas ayudas te evitarán laboriosas limpiezas el fin de semana.

 

4. Vigila los rincones y estate atento a las manchas inesperadas

Cada mascota tiene sus propios hábitos y manías. Hay perros que trasladan sus juguetes –con babas y restos de comida– de un lado a otro de la casa, gatos que lamen los cristales de la calle, etc. Plantéate cuáles son las costumbres de tus animales y qué impacto tienen en el mantenimiento de la limpieza de tu casa. Así evitarás descubrir restos de comida en lugares insospechados (lo que podría provocarte un problema de plagas, por ejemplo) y problemas similares.

 

5. Educa a tu mascota y prepara tu hogar

La prevención ayuda a evitar muchos dolores de cabeza. Puede ser buena idea educar a tu mascota para que no entre en ciertas zonas de la casa, como el dormitorio o el baño, lo que te ahorrará bastante trabajo y te permitirá tener zonas libres de pelos y suciedad.

Considera también la posibilidad de cubrir los sofás con fundas especiales y retirar las alfombras, o al menos sustituirlas por otras hechas de materiales como fibras de acrílico o polipropileno, mucho más sencillas de limpiar. En resumen: adapta tu hogar para hacerte la vida más sencilla.

 

Esperamos que estos trucos para limpiar una casa con mascotas te sean de ayuda. Y, por supuesto, no olvides que en Clyma estamos a tu lado si necesitas ayuda o asesoramiento para mantener tu hogar en perfectas condiciones.

¿Quieres saber más acerca de cómo trabajamos? No lo dejes para mañana: llámanos ahora al 94 415 10 22 o rellena nuestro formulario y hablemos sin compromiso.

Comparte en tus redes...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *