¿Cómo se trabaja la limpieza de guarderías?

Limpieza de guarderías claves

Limpieza de guarderías: uno de los entornos más exigentes e importantes

Se suele decir que los más pequeños y los más mayores tienen más cosas en común, físicamente, que las personas que están en medio. Esto es cierto también en el mundo de la limpieza: junto con las residencias y hospitales, la limpieza de guarderías es, sin duda, una de los trabajos más delicados e importantes que se realizan en empresas como Clyma. 

El motivo, por supuesto, es que son entornos en los que pasan mucho tiempo personas que, por un motivo u otro, tienen una salud más delicada.

No es raro que los niños pequeños contraigan infecciones con frecuencia, dada su curiosidad natural y el hecho de que aún están descubriendo el mundo que los rodea. Comparten sus juguetes, tocan el suelo y se arrastran por él, se llevan las manos a la boca… nada de esto puede evitarse, así que en las guarderías la limpieza debe cuidarse de forma muy estricta.

El hecho es que la limpieza de guarderías no es sencilla. En primer lugar, exige una buena planificación y resultados óptimos; en segundo lugar, es fundamental utilizar productos y técnicas que no supongan ningún riesgo para los más pequeños. No es, por lo tanto, un trabajo que esté al alcance de cualquier empresa de limpieza.

 

¿Cuáles son los puntos clave de la limpieza de guarderías?

El protocolo básico para la limpieza de una guardería debería incluir siempre los siguientes puntos:

  • Ventilación de las aulas y zonas comunes para prevenir infecciones y contagios.
  • Retirar todos los residuos que se hayan podido quedar: basura, envoltorios, chicles, papeles, chucherías, etc.
  • Barrido de todas las estancias y limpieza del polvo para prevenir la aparición de alergias.
  • Limpieza de manchas con productos específicos.
  • Limpieza de cristales y espejos.
  • Limpieza exhaustiva de los baños, sin duda uno de los puntos críticos en los que más contagios pueden producirse, junto con los vestuarios (si los hay).
  • Fregado de suelos.
  • Vaciado y limpieza del contenedor de los pañales, otro de los puntos más conflictivos y peligrosos de las guarderías.
  • Desinfección de juguetes y accesorios.
  • Limpieza y desengrasado de las cocinas y comedores.

Otras necesidades de limpieza frecuentes pueden ser el pulido y abrillantado de los suelos, la limpieza de colchones y colchonetas… todo depende también de cuáles sean las instalaciones con las que cuente cada guardería.

En cualquier caso, no podemos insistir lo suficiente en que la limpieza de una guardería debe ser exhaustiva. No se trata de que la guardería parezca limpia, sino de que efectivamente lo esté, sin que después aparezcan “sorpresas”.

 

Confía en Clyma para la limpieza de guarderías en Bilbao

En Clyma, como empresa de limpieza en Bilbao, somos especialistas en la limpieza de guarderías, colegios, academias y centros educativos en general. Conocemos bien las necesidades específicas de cada uno de estos entornos y contamos con el personal, la experiencia y la técnica y maquinaria necesarias para darles respuesta.

Si quieres conocer mejor nuestra forma de trabajar, este es el momento: contacta ahora con Clyma en el 94 415 10 22 o rellena nuestro formulario y te atenderemos lo antes posible.

Comparte en tus redes...
Ir arriba