Limpieza y desinfección de hospitales: las claves de este tipo de intervenciones

Limpieza y desinfección de hospitales

 

¿En qué consiste la limpieza y desinfección de hospitales y centros sanitarios?

La limpieza y desinfección de hospitales, ambulatorios, clínicas privadas residencias y centros sanitarios en general es una de las intervenciones más especializadas y delicadas de las que solemos abordar en Clyma.

La importancia de este tipo de trabajos radica en que no solo se debe garantizar que todos los espacios queden perfectamente limpios, sino que también han de estar desinfectados y en perfectas condiciones para llevar a cabo visitas médicas, consultas, operaciones… en definitiva, todas las actividades propias de un hospital.

En la limpieza y desinfección de hospitales, queremos tanto transmitir una imagen de profesionalidad y seguridad como, sobre todo, garantizar que tanto médicos como pacientes están libres de riesgos.

Cabe mencionar, además, que la pandemia de COVID-19 hizo que todos tomásemos aún mayor conciencia de lo importante que es la higiene en este tipo de espacios. Y, si bien en muchos aspectos la pandemia va quedando atrás, conviene recordar que las personas que acuden a hospitales y centros sanitarios a menudo son especialmente vulnerables. Es decir, para ellas la amenaza del virus aún existe y la desinfección de COVID-19 sigue siendo una necesidad.

Para entender mejor cómo se abordan estas intervenciones de limpieza, hay que señalar que las estancias de un hospital se suelen agrupar en tres tipos, cada uno de ellos con sus propias características y necesidades específicas en materia de higiene:

 

Limpieza de zonas comunes de centros sanitarios

Es decir, salas de espera, pasillos, zonas de descanso, áreas administrativas, áreas de recepción, etc. 

Son áreas consideradas de riesgo bajo, pero en las que perfectamente pueden producirse contagios y transmisiones de microorganismos perjudiciales. De hecho, en estas zonas a menudo coinciden muchas personas vulnerables durante horas.

Las zonas comunes de un hospital deben limpiarse, por lo tanto, de forma diaria. Es importante higienizar y desinfectar no solo los suelos, sino también el mobiliario, máquinas expendedoras y superficies planas en general.

 

Limpieza de zonas de tratamiento y atención a pacientes

Las zonas de atención directa a los pacientes son consideradas de riesgo medio. Incluyen principalmente las consultas médicas, las habitaciones de los pacientes y los baños.

La limpieza de este tipo de espacios ha de ser minuciosa y, además, es importante adaptar las prácticas y productos que se empleen al tipo de trabajo o actividad que se desarrolle en cada uno de ellos. Ciertas zonas pueden ser de riesgo muy alto si en ellas hay pacientes especialmente vulnerables a contagios e infecciones-

 

Limpieza de zonas quirúrgicas en hospitales

Las zonas quirúrgicas son, sin lugar a dudas, las que más atención requieren en la limpieza y desinfección de hospitales. En estas áreas se realizan los procedimientos más delicados para los pacientes (operaciones, extracciones, pruebas especiales…), por lo que deben ser limpiadas a conciencia varias veces al día.

Otras zonas de alto riesgo en un hospital son también laboratorios, UCIs y urgencias.

En todos estos casos, además de superficies, suelo y mobiliario deberán limpiarse también dispositivos médicos de todo tipo (no así el instrumental, que es responsabilidad del propio personal médico). Es especialmente importante utilizar productos de limpieza específicos para entornos hospitalarios, que combinen acción bactericida, viricida y fungicida.

 

Profesionales con experiencia en la limpieza de entornos sanitarios

Como puede verse en este rápido resumen, la limpieza y desinfección de hospitales es un auténtico reto, por lo que solo las empresas con más experiencia pueden ocuparse de esta clase de trabajos con todas las garantías.

En Clyma llevamos años dedicándonos con éxito a la limpieza de centros sanitarios en País Vasco, Cantabria, Navarra, La Rioja y Burgos. Contamos con 35 años de experiencia que nos han permitido dotarnos de protocolos estrictos y, no menos importante, de una plantilla experimentada y con formación específica.

El riesgo de que se produzcan contagios, infecciones y otros problemas de salud es lo que hace que la limpieza de hospitales sea tan diferente de cualquier otro tipo de trabajo. Es un riesgo muy real, pero que puede reducirse al mínimo si se cuenta con los profesionales de limpieza adecuados.

Si quieres conocer con mayor profundidad cómo trabajamos en las limpiezas en el sector sanitario, no lo dudes y contacta con nosotros sin compromiso: llámanos ahora al 94 415 10 22 o rellena nuestro formulario. ¡Te esperamos!

Comparte en tus redes...
Ir arriba