Control de plagas de invierno: tan importante como en las demás estaciones

Las plagas de invierno, un problema que no deberías ignorar

Plagas de inviernoSí, existen plagas de invierno, por desgracia. Al igual que durante las demás estaciones, en invierno hay ciertos animales que pueden jugarnos una mala pasada y acabar convirtiéndose en un auténtico problema para una empresa o un domicilio particular.

¿A qué tipo de plagas nos estamos refiriendo? En general, hay tres animales que son especialistas en colarse donde nadie les llama, y más habitualmente durante los meses de invierno: cucarachas, ratas y ratones.

Existen muchas personas que dan por sentado, de forma errónea, que durante los meses de invierno están a salvo de este tipo de sorpresas desagradables, pero nada más lejos de la verdad.

Las plagas de invierno se producen cuando estos animales tratan de huir del frío, la humedad y las condiciones climatológicas adversas. y, ¿cuál es el mejor lugar que encuentran para refugiarse? Evidentemente, los que nosotros les proporcionamos de manera involuntaria: casas, oficinas, naves industriales, etc.

¿Cuáles son las plagas más típicas en invierno?

Plagas de invierno– Las cucarachas aparecen frecuentemente en edificios antiguos o con un mantenimiento deficiente. Se reproducen con mucha rapidez. Generalmente, cuando las personas que viven o trabajan en el edificio las detectan, el problema ya estará bastante extendido. La mejor forma de intentar prevenir la aparición de cucarachas es la higiene: cuidar de que todos los rincones de la casa u oficina estén limpios, sin restos de comida, etc.

– Los ratones son menos habituales. No son tan agresivos como sus primas mayores, que habitan en todas las grandes ciudades del mundo, pero también pueden suponer un problema por su rapidísimo ciclo de reproducción. A los ratones les suelen delatar sus característicos excrementos. ¿Cómo evitar que una plaga de invierno de ratones? Lo más efectivo es un buen mantenimiento del edificio, cuidando que no existan grietas, tuberías agujereadas y rendijas similares por las que puedan colarse.

– Las ratas (llamadas ratas grises o “de alcantarilla”) entran por los mimos lugares que los ratones, aunque les gustan especialmente los sitios húmedos. Además, son considerablemente más grandes y agresivas, por lo que sin duda suponen un problema mayor. Viven en el subsuelo de todas las ciudades, pero cuando se cuelan en un edificio suponen un problema de plagas de primer orden.

 

El control de plagas, de invierno, la desinfección y la desratización deben ser realizados por un profesional. Si ha sido imposible evitar el problema y comprobamos que tenemos una plaga, la única medida que se puede tomar es contactar con una empresa especializada en este tipo de servicios.

En Clymagrup nos enfrentamos a estos problemas utilizando las técnicas más avanzadas que existen en el mercado de la erradicación de plagas. Algunos ejemplos:

  1. Pulverización de insecticidas.
  2. Nitrógeno líquido.
  3. Trampas de feromonas.
  4. Cebos para ratas.
  5. Trampas.
  6. Anticoagulante.

Y muchas otras más, dependiendo de las necesidades específicas y las características del entorno afectado por la plaga.

¿Quieres saber más detalles acerca de nuestros servicios de prevención y erradicación de plagas de invierno? No lo dudes: rellena ahora el formulario que encontrarás en nuestra web o llámanos al 944 151 022.

Dejar un Comentario

*

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.