El trabajo de las empresas de desinfección de oficinas por el coronavirus

Empresas desinfección oficinas coronavirus

Desinfección de oficinas por coronavirus: seguridad en el entorno laboral

La desinfección de oficinas por el coronavirus, así como de todo tipo de entornos laborales, instalaciones industriales y centros sanitarios, vive un auge innegable. Con motivo de la cuarentena, muchas personas viven encerradas en sus casas y teletrabajando, pero, como ya sabemos, ese cambio de hábitos no siempre es posible.

Cientos, miles de trabajadores aún deben acudir a su lugar de trabajo cada día, exponiéndose a riesgos evidentes. Riesgos que solo pueden conjurarse con una importante modificación de nuestras costumbres personales -mantener la distancia de seguridad, cuidar nuestra higiene, etc.- y, sobre todo, gracias al trabajo de muchos especialistas en desinfección que siguen al pie del cañón en plena crisis del coronavirus. Y no solo en lugares de trabajo: también en instituciones oficiales, medios de transporte y muchas otras ubicaciones.

Por supuesto, la limpieza en el lugar del trabajo siempre ha sido un valor importante, pero el trabajo de empresas como Clyma se ha multiplicado en esta época de crisis. La desinfección de oficinas y otras ubicaciones por el coronavirus es, además, un tipo de trabajo en el que no caben errores y que solo pueden realizar los especialistas mejor preparados: debemos ser muy conscientes de que nos va en ello la salud de todos.

 

Empresas desinfección oficinas coronavirus

¿Cómo es la desinfección de oficinas y otras instalaciones?

Los trabajadores de las empresas de desinfección de oficinas por el coronavirus deben ir perfectamente protegidos. El especialista va ataviado con un traje impermeable que le aísla del entorno e impide que los vapores de los productos químicos le dañen. También se utilizan calzas, guantes y mascarilla y gafas protectoras especiales.

Debemos tener en cuenta que para que la desinfección sea efectiva, el entorno en cuestión ha de estar limpio. Por ello, el primer trabajo al desinfectar una oficina es limpiarla a conciencia. Esta tarea debe realizarse al finalizar la jornada laboral, cuando ya no quede ningún empleado en el recinto.

La desinfección en sí se ejecuta en dos partes. En primer lugar, se realiza una desinfección concienzuda de los lugares de más riesgo, que normalmente son aquellos en los que se juntan más personas o que se utilizan más a menudo. En una oficina, las zonas de riesgo que han de ser desinfectadas pueden incluir puestos de trabajo, salas de personal… y también, por cierto, elementos como manillas de puertas, teclados de ordenador, etc.

En segundo lugar, se realiza una desinfección general mediante la vaporización de desinfectantes químicos diseñados especialmente para eliminar agentes patógenos como el coronavirus.

Otras técnicas de desinfección, igualmente efectivas, pueden implicar el uso de maquinaria especializada como, por ejemplo, equipos de generación de ozono. La elección del método de desinfección dependerá de las características concretas del entorno que ha de limpiarse.

 

Cuando se trata de tu salud y la de tus empleados, no debes arriesgarte

En la lucha para superar la crisis del coronavirus, todos hacemos nuestra parte. Si tus empleados y colaboradores no pueden teletrabajar, es imprescindible hacer todo lo posible para que cada día acudan a una oficina, un hospital o una fábrica limpios y libres de patógenos perjudiciales.

Para hacer ese trabajo, no lo dudes: confía en empresas de desinfección de oficinas como Clyma. Profesionales con la experiencia, los conocimientos y los medios técnicos necesarios para garantizar tu salud en el entorno laboral.

Si quieres saber más acerca de cómo trabajamos en la desinfección del coronavirus en todo tipo de entornos, llámanos ahora sin compromiso al 94 415 10 22 o rellena nuestro formulario. ¡No esperes más!

Comparte en tus redes...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *