La hormiga de fuego en España: una plaga que tal vez será cada vez más común

Hormiga de fuego en España

 

Una especie invasora en la península ibérica

La hormiga de fuego en España: este diminuto insecto procedente de Sudamérica fue detectado por primera vez en nuestro país a finales del año pasado, en una zona de Marbella, en la provincia de Málaga. Esta nueva especie invasora, que puede extenderse por Europa durante los próximos años a causa del cambio climático, es un auténtico problema para personas y animales domésticos.

Las hormigas de fuego, cuyo nombre científico es Wasmannia auropunctata, son insectos de muy pequeño tamaño: apenas 1 milímetro de longitud. Por esta razón, son prácticamente indetectables. 

 

Hormigas de fuego: difíciles de detectar, agresivas y prolíficas

Como su nombre sugiere, estos pequeños seres se hacen notar por sus picaduras, molestas para los seres humanos y potencialmente peligrosas para los animales domésticos y de granja. Las hormigas de fuego son muy agresivas, y pueden causar ceguera en perros, gatos, gallinas y otros animales, al clavarles su pequeño aguijón directamente en los ojos. Se han detectado varios de estos casos en la zona de la que proceden estos insectos, un triángulo difuso comprendido entre Brasil, Argentina y Uruguay.

A pesar de no ser directamente peligrosa para los humanos -aunque su picadura es descrita como “intensa y ardiente”-, la hormiga de fuego puede convertirse en una plaga realmente molesta. Como casi todos los insectos, estas hormigas son muy prolíficas y se expanden con gran rapidez. La colonia detectada en Málaga ocupaba nada menos que seis hectáreas de una urbanización.

Como mencionábamos líneas arriba, estas hormigas son muy difíciles de detectar. Fue la llamada de uno de los afectados a una empresa de control de plagas lo que permitió dar con las hormigas. La persona se quejaba de unas hormigas “muy pequeñas y que pican”, y una de ellas fue encontrada en una grieta.

 

Hormiga de fuego en España

 

¿Cómo prevenir las plagas de hormigas de fuego?

Las hormigas de fuego construyen sus nidos en montículos de tierra, generalmente en la naturaleza -incluyendo parques y jardines-, pero también pueden penetrar en los edificios si encuentran la manera. Podemos minimizar el riesgo de que eso suceda teniendo en cuenta las siguientes directrices: 

  • Eliminar el agua estancada.
  • Podar adecuadamente las plantas y las ramas de los árboles para que no se acerquen demasiado a las casas.
  • Reparar las grietas y aberturas que los insectos podrían utilizar para entrar en el edificio.
  • Evitar la acumulación excesiva de leña o pilas de madera, que son especialmente atractivas para las hormigas de fuego como lugares para anidar.
  • Mantener un buen nivel de higiene y evitar las acumulaciones de residuos.

Recurre siempre a un servicio profesional de control de plagas

Aunque aún no está claro si la hormiga de fuego logrará arraigar en España, el avance del cambio climático hace que sea una posibilidad muy real. 

Y si debemos acostumbrarnos a este nuevo vecino no deseado, es importante tener en cuenta el consejo fundamental que siempre ofrecemos en Clyma: ante una plaga, no debemos intentar actuar por nuestra cuenta. Podríamos empeorar el problema, dañar nuestra vivienda o perjudicarnos a nosotros mismos.

Ante una plaga de hormigas de fuego, o de cualquier otro animal (cucarachas, ratas, etc.), recurre siempre a una empresa profesional de desinsectación y control de plagas. Es la opción más segura, y la vía más rápida para resolver el problema.

¿Quieres saber más acerca de cómo trabajamos para erradicar este tipo de plagas? Contacta ahora con Clyma en el 94 415 10 22 o rellena nuestro formulario y nos pondremos en contacto contigo sin ningún tipo de compromiso.

Comparte en tus redes...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *