Limpieza con agua ozonizada: higiene y medio ambiente van de la mano

Limpieza con agua ozonizada

Limpieza con agua ozonizada: una de las técnicas más eficaces

La limpieza con agua ozonizada es una moderna técnica de higienización que no solo alcanza un increíble nivel de eficacia, sino que además hace innecesario el uso de productos químicos. Es decir, por medio de los diversos sistemas de limpieza con ozono conseguimos no solo disponer un ambiente limpio y agradable, sino también, al mismo tiempo, proteger nuestra salud y el medio ambiente. Todo en uno.

Los productos químicos continúan siendo imprescindibles en ciertos tipos de limpiezas especiales, por supuesto, pero para la limpieza ordinaria y el mantenimiento diario en la mayor parte de ambientes, pueden ser sustituidos con excelentes resultados por el agua tratada con ozono.

 

El poder oxidante del ozono, a nuestro servicio

El ozono es un gas que se produce en la naturaleza, y tiene la propiedad de ser uno de los desinfectantes y oxidantes más poderosos que podemos encontrar en nuestro planeta. La mayor ventaja del ozono frente a los productos desinfectantes convencionales es que el tiempo de contacto necesario con la superficie para desinfectarla es mucho más reducido.

Es decir, la exposición es menor tanto para el objeto limpiado como para el trabajador del servicio de limpieza y las personas que viven o trabajan en ese lugar. Se calcula que 6 segundos de exposición al agua ozonizada son suficientes para eliminar hasta un 99,9% de las bacterias perjudiciales.

 

Limpieza con agua ozonizada

 

La limpieza con agua ozonizada, mejor en manos de profesionales

La limpieza con agua ozonizada puede emplearse en una gran variedad de lugares: para limpieza industrial, limpieza doméstica, esterilización de ambientes en colegios y centros educativos, esterilización y desinfección en hospitales… la lista es muy amplia.

Por supuesto, lo recomendable es que los sistemas de limpieza con ozono sean manejados siempre por profesionales que entiendan su funcionamiento y conozcan todos los protocolos de seguridad. No en vano, el ozono puede llegar a ser peligroso en cantidades excesivas, y más aún si es ingerido. Es un gas oxidante para los microorganismos, pero también puede serlo para los seres humanos.

La limpieza con agua ozonizada, en buenas manos, supone un importante avance frente a todas las técnicas de limpieza que implican el uso de productos químicos agresivos que dañan fácilmente las superficies sobre las que se aplican, emiten vapores nocivos y perjudican el medio ambiente tanto al ser producidos como al desecharse.

Por ello, es una de las muchas técnicas de limpieza avanzadas (como la limpieza con ultrasonidos o la limpieza criogénica) que empleamos en Clyma, en base a nuestro compromiso doble: con la satisfacción de nuestros clientes, por medio de la innovación, y con nuestro entorno.

 

¿Quieres saber más acerca de cómo en Clyma utilizamos este y otros métodos de limpieza para mejorar tu calidad de vida en casa y en el trabajo? En ese caso, no lo dudes y contacta con nosotros. Rellena ahora nuestro formulario o llámanos al 94 415 10 22 y comencemos a trabajar juntos.

Dejar un Comentario

*

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.