Limpieza con arena para el mantenimiento de fachadas

Limpieza con arena

 

¿Qué es la limpieza con arena y cómo funciona?

La limpieza con arena es uno de los procedimientos más eficaces que existen para la limpieza y mantenimiento de fachadas y paredes. En los últimos años se ha convertido en una intervención cada vez más habitual, y es por buenas razones: un cuidadoso mantenimiento de las fachadas es fundamental para conservar un edificio en buenas condiciones estructurales, y la limpieza con arena permite realizar ese trabajo de forma muy eficaz y sin deteriorar las superficies.

Además de ser efectiva, la técnica de limpieza con chorro de arena se basa en un concepto muy simple: consiste en expulsar un chorro de arena a gran presión contra la superficie que queremos limpiar. Para obtener el mejor resultado posible y no dañar la pared, se debe ajustar tanto la cantidad de arena que se va a expulsar como el tamaño de los granos, todo ello en función de las características de cada tipo de superficie.

Por este motivo, conviene aclarar que las máquinas de limpieza con arena deben ser siempre operadas por trabajadores profesionales que conozcan bien esta técnica de limpieza.

 

¿Cómo son las máquinas de limpieza con arena?

Los limpiadores de arena, empleados tanto en tareas de mantenimiento como en limpiezas profundas, son equipos complejos que constan de un depósito de arena o casilla de chorreado, un filtro y un mecanismo abrasivo que regula la potencia del chorro de aire.

Como todos los equipos de limpieza profesionales, los limpiadores de arena necesitan un buen mantenimiento y solo ofrecen los mejores resultados cuando son manipulados por especialistas en esta técnica, como los que forman parte de Clyma. Estos trabajadores son, además, los únicos que pueden manejar este tipo de equipos en las adecuadas condiciones de seguridad.

No obstante, cabe mencionar que existen chorreadores de arena para uso doméstico en tamaños realmente reducidos, incluso en formato pistola. No pueden emplearse para realizar limpiezas en profundidad, debido a su escasa potencia y lo reducido del depósito de arena, pero pueden ser útiles para limpiezas puntuales o tareas de precisión como el mantenimiento de calderas o la desoxidación de piezas de metal.

 

Principales ventajas que ofrece la limpieza con chorro de arena

  • Sirve para limpiar todo tipo de superficies sin dañarlas, incluso las fabricadas en materiales tan delicados como la madera o el vidrio.
  • Es una forma perfecta de mantener en buenas condiciones la pintura de una fachada.
  • Los resultados, sin imperfecciones, pueden verse en poco tiempo.
  • Es una técnica relativamente sencilla que permite ahorrar tiempo y dinero en la limpieza y mantenimiento de fachadas.
  • Tiene múltiples aplicaciones más allá de la limpieza de fachadas: eliminación de manchas de humedad, eliminación de óxido y residuos en metales, eliminación de capas de pintura antiguas para pintar de nuevo, etc.

 

Como ya hemos mencionado, la técnica de la limpieza con arena, al igual que todas las intervenciones de este tipo, debe adaptarse a las características concretas de cada fachada, pared o elemento que se quiera limpiar. Por ese motivo, si tienes dudas sobre si la limpieza con arena es lo que necesitas o no tienes claro de qué forma podría serte útil, lo mejor es que contactes con nosotros para que te orientemos.

Llámanos ahora al 94 415 10 22 o rellena nuestro formulario y hablaremos, sin ningún compromiso, sobre este innovador procedimiento de limpieza y todo lo que puede ofrecerte.

Comparte en tus redes...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *