Limpieza de zonas exteriores en comunidades de vecinos

Limpieza de zonas exteriores en comunidades de vecinos

 

¿Tú también sueles olvidarte de las zonas exteriores de tu comunidad?

La limpieza de zonas exteriores en comunidades de vecinos es la continuación inevitable de los trabajos de limpieza que se realizan en las zonas comunes interiores, como portales o trasteros. Como podemos imaginar, en las comunidades de mayor tamaño, con zonas ajardinadas, zonas de esparcimiento, azoteas o piscinas, el trabajo de una empresa de limpieza como Clyma se multiplica. O debería multiplicarse, si los propietarios les prestan a todas esas zonas la atención que requieren.

Al fin y al cabo, las zonas exteriores de una comunidad de vecinos son tan importantes como las interiores, y su impacto en la imagen de la comunidad y el bienestar de los propietarios es similar. En ningún caso se deben descuidar.

Al igual que sucede con la limpieza interior, el mantenimiento de las zonas exteriores de una comunidad permite que los vecinos vivan en mejores condiciones, a todos los niveles, y ayuda a preservar el patrimonio común en mejores condiciones.

A largo plazo, eso implica ahorrar mucho dinero en conservación, reparaciones y recambios. También tiene un impacto ambiental positivo y reduce las probabilidades de que surjan problemas habituales (y difíciles de eliminar) en estas zonas como, por ejemplo, las plagas. Así, y como ya hemos explicado con anterioridad en este blog, el mantenimiento de limpieza en exteriores se convierte en una importante inversión para las comunidades de propietarios.

 

¿Qué zonas exteriores de las comunidades deben ser limpiadas?

La limpieza de zonas exteriores en comunidades de vecinos suele referirse a las intervenciones –ya sean puntuales o diarias, semanales o con otra periodicidad– realizadas en las siguientes zonas:

 

Limpieza de jardines y zonas verdes

En muchos barrios cerrados y comunidades de propietarios de gran tamaño solemos encontrarnos con zonas ajardinadas destinadas al uso de todos los vecinos.

Estos jardines, en los que suele haber mucha actividad, requieren un mantenimiento continuo: limpieza general, poda de los árboles, fumigación de plantas, siembra y escarificación del césped, etc. Para que el jardín esté siempre en perfectas condiciones, todas esas tareas deben ser realizadas por jardineros profesionales.

 

Limpieza de piscinas

Las piscinas comunitarias también han de ser limpiadas con regularidad, sin excusas, ya que una piscina sin el adecuado mantenimiento puede convertirse fácilmente en un foco de infecciones y problemas de salud para los bañistas. El recinto entero debe ser higienizado cada cierto tiempo y, además, deben medirse periódicamente los niveles de cloro y pH del agua.

 

Limpieza de garajes

La limpieza de garajes, de la que ya hemos hablado en alguna ocasión, comprende todas las intervenciones destinadas a mantener estas zonas comunes (a menudo olvidadas) en buenas condiciones.

Así, evitaremos que el aparcamiento se convierta en un potencial foco de plagas y reduciremos los riesgos que suponen para la salud problemas como la acumulación de gases tóxicos, las manchas de aceite y combustible, etc.

 

Limpieza de azoteas

Las azoteas de las comunidades de vecinos suelen ensuciarse constantemente, por estar (casi siempre) abiertas y expuestas a los elementos, las aves, etc. Si queremos que la azotea de nuestra comunidad sea un lugar en el que divertirse y no uno que evitar a toda costa, no debemos descuidarla en las limpiezas periódicas de las zonas exteriores.

 

Limpieza de zonas de esparcimiento y áreas recreativas

Muchas comunidades disponen también de pequeños parques cerrados para niños y jóvenes, canchas, campos para practicar diversos deportes, zonas de patinaje… cada comunidad tiene su propia colección de instalaciones, pero todas ellas tienen algo en común: deben ser limpiadas y saneadas con regularidad.

 

Si quieres saber más sobre cómo trabajamos en la limpieza de zonas exteriores en comunidades de propietarios, ¿por qué no lo hablamos? En Clyma estamos deseando conocer tu caso, tus necesidades concretas, y explicarte cómo podemos ayudarte a resolverlas.

Llámanos ahora al 94 415 10 22, sin compromiso, o rellena nuestro formulario. Juntos, llevaremos la limpieza de comunidad de vecinos a un nuevo nivel.

Comparte en tus redes...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *