¿Cómo se realiza la limpieza de supermercados?

Limpieza de supermercados

 

¿Por qué la limpieza de supermercados es tan importante?

La limpieza de supermercados, que comprende todas las tareas necesarias para mantener este tipo de negocios en perfectas condiciones, es un auténtico reto para las empresas de limpieza como Clyma.

Como siempre solemos explicar en nuestro blog, cada negocio, cada ubicación, presenta sus propias necesidades de limpieza, dependiendo de las actividades que se lleven a cabo, el número de personas que pasen a diario por el lugar o trabajen en él, los productos que se manipulen y muchos otros factores.

En el caso de los supermercados, se combinan una gran afluencia de público, un horario de apertura muy amplio, la existencia de todo tipo de productos –en especial alimentos, que deben ser tratados con especial cuidado– y la necesidad de limpiar zonas e instalaciones muy diferentes entre sí: pasillos y lineales, cajas, cámaras frigoríficas, almacenes, etc.

Todo ello, en conjunto, convierte a este tipo de trabajos de limpieza en uno de los más desafiantes. Pero también es, sin duda, uno de los más importantes: en los supermercados, como en muchos otros negocios, la limpieza es un valor fundamental tanto para la imagen de la empresa como para el bienestar y la salud de los clientes. No en vano, y como ya hemos mencionado, el grueso de los productos que se ofrece en los supermercados son alimentos, que deben ser manipulados de forma adecuada.

 

Tareas que se realizan en la limpieza de supermercados

 

Limpieza de lineales

Los lineales y todas las superficies donde se colocan los alimentos y otros productos deben estar en perfectas condiciones. Deben ser limpiados antes de la reposición de productos y repasados después a lo largo de la jornada. Si se producen derrames de líquidos o se rompen paquetes que contengan alimentos, los residuos han de ser retirados momento; de lo contrario, proliferarán los malos olores y, a largo plazo, podrían surgir plagas de roedores e insectos.

 

Limpieza de suelos

Un suelo limpio no solo hará que los clientes se lleven una mejor imagen del negocio, sino que además se evitarán posibles accidentes –causados por manchas, productos derramados, etc.– y, de nuevo, la proliferación de insectos y otros huéspedes no deseados. En los supermercados especialmente grandes será imprescindible utilizar maquinaria especializada, como barredoras y máquinas de fregado.

 

Limpieza de cristales

No puede faltar la limpieza de cristales: en un supermercado abundan los escaparates y las cristaleras, y, por supuesto, también deben estar siempre en las mejores condiciones posibles. Unos cristales sucios, con huellas, manchas, pegatinas y restos de publicidad darán una imagen que ningún supermercado puede permitirse.

 

Control de plagas

Incluso los supermercados más limpios pueden sufrir conatos de plagas, un problema que puede destrozar la imagen incluso de la marca más asentada. Más allá de las tareas de mantenimiento de limpieza del día a día, es necesario también repasar todas las zonas del supermercado –almacenes, cuartos de maquinaria, vestuarios, etc.– de forma periódica, siguiendo un calendario prefijado, para asegurarnos de que no hay ninguna plaga incubándose.

 

Limpieza de almacenes y muelles de descarga

Las zonas del supermercado en las que se reciben y almacenan los productos también deben mantenerse en buenas condiciones. Y exigirá mucho trabajo, ya que son instalaciones repletas de actividad y en las que habitualmente se maneja maquinaria pesada. También deberán limpiarse cada cierto tiempo las cámaras frigoríficas, paredes y techos, sistemas de iluminación, etc.

 

Limpieza de conductos y sistemas de climatización

Otra de las tareas más importantes en la limpieza de supermercados  y centros comerciales. En espacios como estos, en los que se concentra una gran cantidad de público de diversa procedencia, limpiar regularmente los conductos y los filtros de los equipos de climatización es imprescindible. Así se evitará la proliferación de bacterias y agentes patógenos que podrían perjudicar la calidad del aire interior y se prevendrá la aparición de enfermedades, entre ellas la temida legionella.

 

Una correcta limpieza de supermercados implica contar con una empresa de limpiezas de confianza, con experiencia en trabajos tan complejos como este. Una empresa formada por un equipo de profesionales como los que ponemos a tu disposición en Clyma.

Somos especialistas en limpieza de supermercados y centros comerciales de todo tipo, y queremos ayudarte a que tu negocio ofrezca siempre su mejor cara. Si quieres saber cómo trabajamos, ¿por qué dejarlo para mañana? Contacta con nosotros y hablemos sobre tus necesidades en materia de limpieza.

Llámanos ahora al 94 415 10 22, sin ningún compromiso, o rellena nuestro formulario y nosotros contactaremos contigo.

Comparte en tus redes...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *