Chinches de cama: cómo detectarlas y eliminarlas

Chinches de cama cómo detectar eliminar

Chinches de cama, ¿de dónde provienen?

Las chiches de cama son, por desgracia, uno de los huéspedes no deseados que más a menudo nos encontramos en nuestras casas, y aún más en hoteles, albergues y negocios similares. Aunque antiguamente no se las veía con tanta frecuencia, hoy en día se han convertido en la tercera plaga con mayor incidencia en viviendas y negocios, y una de las que más habitualmente hacen que una persona decida llamar a una empresa de control de plagas.

Muchas personas se sorprenden a darse cuenta de que tienen una plaga de chinches en viviendas por lo demás razonablemente limpias y en las que nunca ha habido problemas con los insectos. ¿De dónde vienen las chinches de cama? La respuesta, normalmente, es que vienen… en nosotros. Como ya decimos, las plagas de chinches suceden con frecuencia en los hoteles, y no es raro que nos las llevemos sin darnos cuenta en nuestra ropa y equipaje. Una vez en casa, las chinches de cama proliferan…. y nos encontramos con una plaga.

 

¿Cómo detectar chinches de cama?

Las chinches de cama no son fáciles de ver. Se esconden incluso en las rendijas de menor tamaño y, si es necesario, pueden pasar mucho tiempo ocultas y sin alimentarse. Generalmente, podremos verlas en el colchón de la cama, dentro de la estructura de la misma o escondidas en enchufes e interruptores.

Las chinches de cama son insectos muy pequeños, de unos cinco o seis milímetros de largo en su fase adulta. Son pequeñas, planas y ovaladas, con dos antenas y seis patas. Son de color marrón, o marrón rojizo.

Incluso aunque no veamos a las chinches, lo que no sería raro, hay varias señales que pueden delatarlas:

  • Picaduras. Las chinches suelen picar en brazos, piernas, manos, pies y cuello. Son las zonas del cuerpo a las que más fácilmente pueden acceder por no estar tapadas por la ropa.
  • Sangre. En ocasiones, al movernos en sueños aplastaremos alguna chinche de manera involuntaria. Sus cuerpos quedarán como pequeñas manchas de sangre en las sábanas.
  • Excrementos. Después de alimentarse, las chinches excretan un líquido oscuro. Debemos buscar pequeñas manchas de color negro en sábanas, muebles y otros elementos del dormitorio.
  • Olor. Las chinches desprenden un olor dulzón que es muy difícil de detectar para nosotros, pero que los perros pueden identificar y seguir. Incluso hay perros especialmente entrenados para localizar los focos de las plagas de chinches de cama.
  • Pieles. Hasta que llegan a la madurez, las chinches pasan por varias etapas, todas las cuales terminan con una muda de piel. Esos restos de piel quedarán por nuestra cama.
  • Huevos. Las chinches de cama ponen entre doscientos y quinientos huevos, en grupos de aproximadamente diez unidades que van depositando aquí y allá. Miden un milímetro, más o menos, y son de color blanco.

 

Eliminar una plaga de chinches de cama

Además de molestas, las chinches de cama pueden llegar a ser peligrosas: sus picaduras pueden transmitir la enfermedad de Chagas, y sus excrementos crean un ambiente totalmente insalubre. Por si todo esto fuera poco, son increíblemente prolíficas. Si no contenemos la plaga en cuanto la detectamos, se extenderán por toda la casa.

Contra estos insectos, no hay remedios caseros ni valen las medias tintas. Deberemos recurrir a un equipo de especialistas en desinsectación de chinches de cama, expertos en análisis, contención y prevención de plagas de insectos. En Clyma contamos con este servicio, siempre adaptado a las necesidades y características de cada entorno en el que actuamos.

Si sospechas que sufres una plaga de chinches de cama, no esperes más: contacta con Clyma y nos pondremos manos a la obra para librarte de esos molestos visitantes y asegurarnos de que no vuelvan a aparecer. Erradicación y prevención, en un servicio integral de control de plagas de insectos hecho a tu medida.

Contacta ahora con Clyma en el 944 151 022 o rellena nuestro formulario y te atenderemos sin compromiso. No lo dejes correr.

Comparte en tus redes...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *