Limpiar aparatos de aire acondicionado: 3 razones por las que hacerlo

Limpiar aparatos de aire acondicionado

 

¿Por qué deberías limpiar tus aparatos de aire acondicionado regularmente?

Limpiar los aparatos de aire acondicionado es una de esas tareas engorrosas que solemos posponer de forma permanente. Sin embargo, son sistemas a los que damos mucho uso, sobre todo al final de la primera y en verano. 

Los aparatos de aire acondicionado contribuyen de forma decisiva a hacer más confortable el ambiente de nuestros hogares, trabajos y centros de ocio. En muchos lugares, el aire acondicionado es un extra, una comodidad adicional, pero en las zonas más calurosas puede llegar a ser imprescindible.

La temperatura es uno de los factores que más impacto tienen en nuestro bienestar, por lo que deberíamos cuidar los sistemas que contribuyen a mantenerla en un punto óptimo. No obstante, y como señalábamos al comienzo, limpiar los aparatos de aire acondicionado es algo que hacemos solo de vez en cuando. 

Seguramente se debe a que no somos realmente conscientes de hasta qué punto la suciedad acumulada disminuye el rendimiento de los sistemas de aire acondicionado, y de que incluso puede convertirse en un problema para nuestra salud. 

 

¿Qué problemas puede causarnos no limpiar el aire acondicionado?

  • Merma del rendimiento del aparato. En realidad, es evidente: cuanta más suciedad se acumule en el interior de nuestro aparato de aire acondicionado, peor funcionará. Terminaremos gastando cada vez más dinero en energía para alcanzar el mismo nivel de climatización y, a largo plazo, nos encontraremos con averías difíciles de reparar. 
  • Disminución de su vida útil. Este punto está muy relacionado con el anterior. A medida que la suciedad vaya corroyendo los sistemas del aparato de aire acondicionado, no solo funcionará peor, sino que aumentará el riesgo de que surjan problemas técnicos irreparables. Acabaremos viéndonos obligados a sustituir toda nuestra instalación de aire acondicionado simplemente por no haberla limpiado de forma periódica.
  • Problemas de salud. Los aparatos de aire acondicionado disponen de filtros que retienen la suciedad, las particulares perjudiciales que flotan en el aire, microorganismos… pero, como es lógico, estos filtros tienen límites. Si nunca los limpiamos, el aparato de aire acondicionado acabará por expulsar toda esa suciedad al ambiente y empeorará la calidad del aire interior, lo que a la larga nos causará numerosos problemas respiratorios y de salud.

 

¿Cómo limpiar los sistemas de aire acondicionado?

Limpiar un aparato de aire acondicionado casero es muy sencillo. Normalmente bastará con desconectar el suministro eléctrico, desmontar los filtros y utilizar un paño húmedo y jabón blando para retirar la suciedad. Los filtros son frágiles, por lo que deberemos manejarlos con cuidado.

Caso aparte son los aparatos de aire acondicionado centralizados que encontramos en oficinas, industrias, edificios institucionales, hospitales, colegios… no solo son sistemas más grandes y complejos, sino que además cuentan con grandes conductos de aire acondicionado en los que tiende a acumularse la suciedad, sobre todo durante los meses de inactividad. 

En esos casos, lo mejor es, sin duda, recurrir a una empresa de limpieza de conductos de ventilación y aparatos de aire acondicionado como Clyma. Se requieren profesionales que conozcan estos sistemas, y equipo y material específicos para ponerlos a punto.

 

Sea como sea tu sistema de aire acondicionado, mantenerlo en perfectas condiciones no solo te ayudará a ahorrar dinero a largo plazo, sino que también beneficiará a tu salud. Y en Clyma queremos ayudarte a conseguirlo.

¿Quieres saber más acerca de cómo trabajamos? Hablemos sin compromiso: llámanos al  94 415 10 22 o rellena nuestro formulario y te explicaremos cómo podemos ayudarte.

Comparte en tus redes...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *