Entendiendo la Higiene Ambiental: qué es, qué factores la componen y cómo mejorarla

Higiene ambiental qué es

¿Qué entendemos por “higiene ambiental”? Definición y ejemplos

El de higiene ambiental es un concepto común en el mundo de la limpieza, pero fuera de él aún puede causar ciertas confusiones. No obstante, la higiene ambiental tiene una importancia fundamental en nuestra vida -seguramente mayor de lo que podemos imaginar- por lo que entender bien qué significa es una cuestión importante.

Pues bien: ¿qué es higiene ambiental? La higiene hace referencia a todos los hábitos y prácticas que realizamos con el objetivo de eliminar la suciedad y aumentar la limpieza. Si añadimos la palabra ambiental -que hace referencia el entorno en su conjunto- podemos empezar a hacernos a la idea de qué significa este concepto: la higiene ambiental se refiere a la creación de un ambiente, un entorno, completamente limpio y saludable para las personas que viven o trabajan en él.

Parece sencillo, pero lo cierto es que la higiene ambiental comprende un gran número de técnicas y procedimientos de limpieza, higienización, desinfección y control que tienen como objetivo eliminar todos aquellos agentes externos que pueden contribuir a crear un entorno insalubre. Si la higiene ambiental es un trabajo complejo se debe, precisamente, a que los agentes que pueden empeorar las condiciones de un entorno determinado son tan diversos como numerosos.

Ejemplos de intervenciones que tienen como objetivo controlar  y mejorar el nivel de higiene ambiental son, por ejemplo, la eliminación de una plaga, la desinfección de COVID-19 en unas oficinas o la mejora de la calidad del aire en un polígono industrial. Como vemos, trabajos muy diferentes entre sí, pero con un objetivo global común.

Aunque la higiene ambiental siempre tiene como meta, en un sentido amplio, identificar y corregir factores negativos como los que acabamos de mencionar, su aplicación depende tanto del problema concreto al que nos enfrentemos como de la naturaleza del entorno. Así, podemos hablar de higiene ambiental escolar (el trabajo de higiene ambiental en centros educativos), higiene ambiental industrial, en centros sanitarios, en el entorno doméstico, etc.

 

¿Por qué es tan importante la higiene ambiental? ¿Qué nos aporta?

Seguramente nadie negará que el mantenimiento de la higiene nos beneficia a todos. Lo mismo sucede con la higiene ambiental: las intervenciones para mejorarla tienen múltiples efectos beneficiosos tanto para las personas como, por cierto, para los entornos e instalaciones donde se realizan. 

Veamos algunos de los más importantes:

 

Mejora de la calidad de vida y el bienestar

Un mayor nivel de higiene ambiental nos hace vivir más y mejor. Es así de sencillo. La higiene ambiental contribuye a reducir el nivel de contaminación en el aire, reduce nuestra exposición a agentes patógenos y perjudiciales de todo tipo, evita la propagación de enfermedades… en definitiva, tiene un impacto muy beneficioso en nuestra salud.

 

Reduce el riesgo de sufrir contagios

Ya lo hemos mencionado en el apartado anterior, pero vale la pena destacarlo: en tiempos como los que vivimos, con una pandemia que aún no parece tener fin, las intervenciones de higiene ambiental por parte de técnicos profesionales pueden reducir de forma muy significativa el riesgo de contagio de SARS-CoV-2 incluso en entornos de alto riesgo como medios de transporte público, oficinas, fábricas y similares. 

No cabe duda de que la responsabilidad personal es uno de nuestros principales aliados frente al COVID-19, pero cuanto menor sea la presencia del virus en los entornos que solemos frecuentar, mucho mejor.

Higiene ambiental qué es

Contribuye a proteger el medio ambiente

Proteger el medio ambiente es quizás tan importante como protegernos a nosotros mismos. Solo tenemos un planeta en el que vivir, y la higiene ambiental es una de las vías para mantenerlo protegido de las agresiones a las que en muchas ocasiones, por desgracia, lo sometemos.

Gracias a la higiene ambiental, es posible controlar el nivel de contaminación en diversos entornos, limpiar sustancias tóxicas y residuos peligrosos… trabajos, en resumen, que protegen nuestra salud, sí, pero también la del entorno en el que vivimos y la de los animales con los que lo compartimos.

 

Aumenta la productividad y el rendimiento en el entorno de trabajo

La higiene ambiental también tiene un impacto fundamental en la productividad de los empleados, y por dos motivos muy evidentes:

  1. En primer lugar, el rendimiento de cualquier trabajador disminuirá sensiblemente si se ve obligado a realizar su actividad en un entorno insalubre, desagradable o perjudicial. Un entorno agradable, confortable y sin peligros es un requisito básico para que la mayor parte de los trabajos se desarrollen con normalidad.
  2. En segundo lugar, la falta de higiene ambiental puede provocar diversas enfermedades (afecciones respiratorias, problemas por exposición a sustancias tóxicas o plagas, COVID-19, etc.) y, con ellas, ausencias prolongadas de los trabajadores afectados. El absentismo es una fuente de pérdidas millonarias para las empresas, y una higiene ambiental deficiente no hace sino agravar el problema.

 

Aumenta la seguridad alimentaria

La higiene ambiental también es importante para empresas de alimentación y negocios de hostelería y restauración, que trabajan con una de las materias más importantes: la que nos llevamos a la boca. De nuevo, una higiene ambiental deficiente implica numerosos problemas: intoxicaciones de todo tipo, propagación de enfermedades como la temida legionella, contaminación de alimentos y agua…

 

Seguramente estos ejemplos son suficientes para subrayar lo fundamental del papel que la higiene ambiental representa en nuestro día a día, independientemente de cuáles sean nuestro estilo de vida y nuestro trabajo, pero lo cierto es que podríamos añadir muchos más: reducción del estrés y ciertos tipos de enfermedades mentales (ansiedad, depresión, etc.), aumento de la seguridad en entornos de riesgo, aumento de la vida útil de la maquinaria y el instrumental…

Higiene ambiental qué es

¿Cuáles son los principales factores que se trabajan en la higiene ambiental?

Es comprensible, teniendo en cuenta la importancia de la higiene ambiental y el amplio número de ámbitos en los que puede tener aplicación, que hacer una lista de todas las posibles intervenciones resulte complicado. 

No obstante, en Clyma solemos agrupar nuestros servicios relacionados con la higiene ambiental en cinco grupos principales: control de plagas (que incluye desratización, desinfección y desinsectación), control y mejora de la calidad del aire interior (habitualmente abreviado como CAI), control de la legionella, purificación del aire y, desde 2020, desinfección de SARS-CoV-2, el virus causante del COVID-19, en todo tipo de espacios.

Vamos ahora a realizar una introducción a estos trabajos fundamentales de higiene ambiental, aunque los detalles de cada uno se tratarán en una entrada aparte que, por supuesto, te invitamos a consultar para ampliar la información.

 

Control de plagas

El control de plagas es un tipo de intervención de higiene ambiental que comprende, como decíamos, la desratización, la desinfección y la desinsectación. El objetivo de este tipo de trabajos es evidente: librar a viviendas y empresas de plagas de ratas, insectos, eliminación de parásitos, etc.

Es un trabajo complejo, ya que muchas plagas son difíciles de detectar hasta que ya están fuera de control, y en ese punto no son sencillas de eliminar. No obstante, hoy en día existe un amplio abanico de productos y soluciones de control de plagas que ayudan a combatir este molesto problema. Molesto y, es importante mencionarlo también, costoso: tanto en viviendas particulares como en empresas, las plagas pueden causar grandes pérdidas económicas, además de problemas de salud (picaduras, alergias, transmisión de enfermedades…).

Más información sobre el control de plagas.

 

Calidad del Aire Interior (CAI)

Las estadísticas demuestran que, para muchas personas, aire interior es sinónimo de aire, a secas: en los países desarrollados pasamos hasta un 80% de nuestro tiempo en entornos cerrados. En casa, en medios de transporte, en el trabajo, en momentos de ocio (bares, restaurantes, cines, etc.)… el aire que respiramos tiene un impacto directo en nuestra salud, y es un hecho que en muchas ocasiones su calidad no es la que debería ser.

Las intervenciones de control y mejora de la Calidad del Aire Interior o CAI se realizan precisamente para solucionar ese problema: cambiar un aire viciado, de mala calidad o con agentes patógenos por un aire saludable que no se convierta en una fuente de problemas de salud. Un trabajo incluso más importante en la era del coronavirus, la distancia social y la mayor conciencia de los problemas que suponen las aglomeraciones en entornos cerrados.

Más información sobre la Calidad del Aire Interior (CAI).

 

Control de legionella

La legionella, una bacteria que crece y se reproduce en aguas estancadas, es uno de los principales enemigos de los técnicos de higiene ambiental… y de nuestra salud, por supuesto. Este patógeno puede causar enfermedades como la neumonía de legionella o la fiebre de Pontiac, de gravedad variable, y prolifera en entornos húmedos como torres de refrigeración, piscinas, spas, bañeras terapéuticas… en definitiva, allí donde haya agua en abundancia y no demasiados controles sanitarios.

Enfrentarse a la legionella exige contar no solo con experiencia, sino también con los medios adecuados para analizar, aislar y eliminar el patógeno. Es importante tener en cuenta que estas intervenciones de higiene ambiental en ocasiones deben realizarse en instalaciones consideradas de alto riesgo, con el trabajo y las precauciones adicionales que esto supone.

-Más información sobre el control de legionella.

Higiene ambiental qué es

Purificación del aire

La purificación del aire está muy relacionada con el control de la Calidad del Aire Interior o CAI. Este tipo de intervenciones de higiene ambiental están destinadas a evitar la proliferación de malos olores y, en general, limpiar el aire de elementos perjudiciales para nuestra salud.

La purificación del aire que respiramos es especialmente importante en lugares como las oficinas, centros deportivos, colegios, centros sanitarios… es decir, y volviendo a lo que explicábamos en apartados anteriores, todos aquellos entornos en los que pueden producirse aglomeraciones y en los que en ocasiones se juntan personas de riesgo (especialmente niños, personas mayores y personas con enfermedades o patologías severas).

Más información sobre purificación del aire.

 

Desinfección de COVID-19

El coronavirus o SARS-CoV-2, patógeno causante de la enfermedad conocida como COVID-19 (coronavirus desease), se ha convertido en apenas un año en una de nuestras principales preocupaciones. Si bien su índice global de mortalidad no es excesivamente elevado, el coronavirus supone una gran amenaza para las personas mayores y aquellas con patologías previas. Además, un índice de mortalidad bajo no significa necesariamente que las personas más jóvenes o sanas estén a salvo. 

En cualquier caso, se trata de un virus extremadamente contagioso que todos podemos transmitir y que ya ha causado un enorme número de muertes en todo el mundo: más que suficiente como para que le dediquemos su propio apartado al hablar de higiene ambiental.

La desinfección de COVID-19 se ha convertido en uno de los servicios de higiene ambiental que más demanda tienen en la actualidad, y los motivos son más que comprensibles. Es un tipo de trabajo que debe realizarse entre estrictas medidas de seguridad, para proteger a los trabajadores, y de forma reiterada. Oficinas y centros de trabajo, medios de transporte, centros hospitalarios, residencias y colegios son seguramente los entornos en los que más necesidad hay de este servicio.

Más información sobre desinfección de COVID-19.

 

Otras intervenciones de higiene ambiental

Limpieza de conductos de ventilación, estudios ambientales, mantenimiento de sistemas de aire acondicionado, inspección de equipos de extracción de humos… no hace falta irnos muy lejos: a nada que miremos a nuestro alrededor y pensemos en los entornos por los que nos movemos en nuestro día a día, descubriremos todo tipo de necesidades a nivel de higiene ambiental que empresas como Clyma se encargan de resolver. 

Tal y como señalábamos al principio de este apartado, la lista de posibles intervenciones de higiene ambiental podría ser extraordinariamente amplia. En cualquier caso, todas ellas comparten un mismo objetivo: mejorar, de una forma u otra, las condiciones ambientales del entorno. Con todo lo que eso supone para nuestra salud, bienestar y productividad.

Higiene ambiental qué es

¿Cómo trabajamos la mejora de la higiene ambiental en Clyma?

Como empresa de limpieza, en Clyma realizamos todo tipo de intervenciones de higiene ambiental. Entendemos que vivir y trabajar en un entorno saludable y libre de elementos perjudiciales es una condición básica para el bienestar de cualquier persona, por lo que este es un tipo de trabajo al que le hemos dado especial importancia durante los más de 35 años de experiencia con los que contamos.

Tanto es así que en su momento desarrollamos una iniciativa denominada Campaña Salud Ambiental. Se trata de un tipo de intervención de higiene ambiental con un enfoque integral: comprende desde una videoinspección de instalaciones hasta una toma de muestras y la elaboración de un informe por parte de especialistas en higiene ambiental. También, por supuesto, las medidas correctoras que sea necesario aplicar en el caso de que se detecte algún problema o carencia: desodorización, muestreos microbiológicos, intervenciones DDD, tratamientos antilegionella, etc.

Por lo tanto, y a modo de resumen, nuestro enfoque de la higiene ambiental en Clyma combina tres factores: la experiencia de varias décadas (apostando al mismo tiempo por la innovación y la formación constantes), un enfoque integral y la adaptación a las necesidades específicas que planteen cada cliente y cada entorno.

Comparte en tus redes...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *