Principales plagas domésticas y cómo combatirlas (II)

Plagas domésticas

Plagas domésticas más habituales y cómo enfrentarse a ellas

En esta segunda entrega de nuestro artículo sobre plagas domésticas (no te olvides de repasar la primera parte) vamos a hacer un repaso de los tres tipos de plagas más habituales en hogares, locales comerciales, oficinas e instalaciones industriales y cómo enfrentarse a ellas. Vamos allá.

 

Plagas de roedores: ratas y ratones

Las plagas de roedores pueden suponer un grave problema: ratas y ratones son animales no solo extremadamente prolíficos y resistentes, sino también transmisores de enfermedades como la salmonella o la leptospirosis. Además, sus cuerpos sirven de alojamiento para todo tipo de parásitos, como pulgas, piojos, garrapatas o ácaros, todos los cuales pueden afectar tanto a personas como a animales domésticos y causar reacciones alérgicas severas.

Las plagas de ratas dejan indicios claros: cadáveres de animales, ruidos extraños, excrementos, huellas en el polvo y muebles y cables dañados. Además, los roedores desprenden un olor muy característico, similar al amoníaco y especialmente fácil de percibir en entornos cerrados.

Podemos enfrentarnos a las plagas de ratas y ratones utilizando trampas, ahuyentadores sónicos o veneno (este último con especial precaución, dado que perros y gatos también son vulnerables), soluciones que pueden adquirirse con facilidad en tiendas especializadas o a través de Internet. Otra opción es utilizar repelentes caseros como el amoníaco, la lejía, la cebolla fresca o un preparado a base de tabasco, detergente de lavadora y agua.

 

Plagas domésticas

 

Plagas de insectos rastreros: hormigas, chinches, termitas, pulgas…

Los insectos rastreros son aquellos sin capacidad de volar y que, por lo tanto, se desplazan por suelos y paredes. Algunas de las peores plagas de insectos se componen de animales de esta familia: cucarachas, chinches de cama, termitas, etc.

Como todos los insectos, se reproducen con gran rapidez y pueden alimentarse prácticamente de cualquier cosa. Los restos de comida, incluso las migas de pequeño tamaño que dejamos por los rincones de la casa por descuido, atraen a este tipo de insectos y les sirven para prosperar con facilidad. Y no son una amenaza menor: algunos, como las cucarachas, pueden transmitir incluso más enfermedades que los roedores.

Cada plaga de insectos rastreros tiene sus propias características diferenciadas: una plaga de cucarachas supone un reto diferente que una plaga de hormigas, por poner dos ejemplos habituales. No obstante, todas estas plagas se delatan por señales comunes: cadáveres de insectos, huevos, localización de individuos aislados, pequeñas manchas de sangre, etc.

Una primera opción para enfrentarse a este tipo de plagas es utilizar repelentes caseros como el ajo, el tabaco o la lavanda (encontrarás muchas recetas diferentes por Internet). La lejía y los insecticidas comerciales, acompañados de trampas y comederos con veneno, también son soluciones muy habituales, y efectivas si nos enfrentamos a plagas de tamaño reducido.

 

Plagas de insectos voladores: mosquitos, moscas, avispas, pulgones…

Son también plagas de insectos, con la diferencia de que estos son capaces de volar, lo que puede multiplicar las molestias y hacer que erradicarlos sea un poco más difícil.

Como sucede con los insectos rastreros, dentro de este tipo de plagas encontramos una enorme variedad de posibles “culpables”, con características y soluciones muy diferentes entre sí. Por ejemplo, las plagas de mosquitos suelen producirse cuando tenemos un problema de agua estancada, mientras que las plagas de avispas requieren encargarse del avispero en el que se aloje la colonia. Los pulgones, en cambio, prefieren instalarse en jardines, huertos y macetas.

Lo primero, por lo tanto, será determinar cuál es exactamente el insecto al que nos enfrentamos. A partir de ahí, las soluciones caseras a nuestra disposición serán muy parecidas a las que deberíamos emplear frente a una plaga de insectos rastreros, con el añadido de los pesticidas si la plaga se produce en un jardín o una zona de cultivos.

 

 

Consejos generales para enfrentarse a una plaga en el hogar

  • Lo primero es determinar en qué punto se encuentra la plaga: ¿está en sus comienzos y aún tenemos opciones? ¿O la propiedad se encuentra totalmente infestada y solo un profesional podría solucionar el problema?
  • Es importante encontrar el lugar de origen de la plaga: nidos, colmenas, zonas de entrada en la propiedad, etc. Si no, únicamente estaremos combatiendo los síntomas, pero no la “enfermedad”.
  • Intensificar la higiene, tanto como podamos, y aplicar remedios caseros para mantener la plaga a raya hasta que decidamos si es necesaria la intervención de un profesional.
  • No temer utilizar remedios comerciales habituales: venenos de venta al público, trampas, comederos falsos, emisores sónicos y soluciones similares.

 

Lo mejor: recurrir a un exterminador profesional para evitar riesgos

Ya hemos visto que cada plaga tiene sus propias características y naturaleza, y no podemos insistir lo suficiente en que lo más recomendable suele ser, casi siempre, contactar con una empresa de control de plagas como Clyma. Si intentamos utilizar remedios caseros sin tener muy claro lo que estamos haciendo podríamos acabar agravando el problema y, por lo tanto, retrasando el fin de la plaga. Y ya hemos visto que una plaga supone pérdidas económicas, severos daños materiales y posibles problemas de salud. Cuanto más dure, peores serán las consecuencias.

 

Plagas domésticas

 

Además, los exterminadores profesionales cuentan con la formación, la experiencia y los medios necesarios para acabar con las plagas en muy poco tiempo. Lo que a nosotros nos supondría semanas de remedios caseros y dolores de cabeza, un técnico de control de plagas puede resolverlo en solo unos pocos días.

¿Aún no estás convencido? Si quieres más información sobre las plagas más habituales en el entorno doméstico y cómo es posible erradicarlas de forma eficaz, te animamos a contactar con nosotros para que podamos asesorarte y explicarte todo lo que necesitas saber sin ningún tipo de compromiso.

Llámanos ahora al 94 415 10 22 o rellena nuestro formulario y nuestros especialistas en plagas te contarán todo lo que debes saber sobre las plagas domésticas y cómo eliminarlas.

Comparte en tus redes...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba